Se trata de una historia con altos estándares, calidad y frescura, rodeada de personas apasionadas, que lanzaron un gran producto y siguieron encontrando maneras de hacerlo aún mejor. Durante más de 100 años hemos sido pioneros en los estándares de queso crema para brindar el gran sabor que aman, porque en Philadelphia creemos que la bondad láctea hace que cada día sea más placentero.

1872

Aquí es donde todo empezó, cuando William Lawrence inventó por primera vez el queso crema en Nueva York. Su misión era brindar una experiencia de sabor más fresca y rica al mercado de quesos

1880

'Philadelphia' se adoptó por primera vez como la marca. Debe su nombre a la ciudad de Filadelfia, que en aquel momento se consideraba el hogar de alimentos de alta calidad.

1903

La empresa Phenix Cheese Company de Nueva York compró la marca Philadelphia.

1920s

Oscar J. Links se une a la compañía con su pasión por el queso crema. Consiguió establecer nuevos estándares como: aumentar la vida útil de los productos; conservar la frescura y el sabor en los envases de aluminio.

1930s

En 1928, Kraft se fusiona con Phenix Cheese Company e introduce la primera máquina de envasado automático en 1935.

1960s

El único producto lácteo con frescura garantizada durante 21 días- Philadelphia - se introduce en Europa.

1980s

Philadelphia cuenta con diferentes sabores, niveles de materia grasa.

2009

La frescura tiene una nueva forma. La tarrina con forma ovalada se convierte en el icono de Philadelphia hasta nuestros días

Actualidad

Filadelfia sigue representando una cremosidad y fresca frescura única. El queso crema n.°1 en Europa
William Lawrence
Philadelphia en 1880
Phenix Cheese Company - N.Y.
Oskar J. Links
Phenix Cheese Company
Philadelphia i Europa
Philadelphia en 1980
Tarrina con forma ovalada
Frescura

SaboreaEl momento

Creemos en el poder de los momentos cotidianos.

La vida es mejor cuando conscientemente aprecias la magia de los pequeños momentos con tus seres queridos, contigo mismo, o con la gente que conoces en el camino.

El sabor característico de Philadelphia – La mezcla de frescura y cremosidad – te sorprende y despierta tus sentidos, para ayudarte a apreciar plenamente ese momento del día.

Te sienta bien, te sientes bien.
Saborea el momento!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, así como para mostrar publicidad. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies.